teté autora blog belleza y más con diferentes pintalabios.labiales. pintalabios. blog belleza y más. un blog diferente. te gustará.
Compártelo

LABIALES: ¿CUÁL ELEGIMOS?



Como os decía en el vídeo anterior, es muy importante saber escoger el tono de labial que más nos favorece.

Cada color tiene infinidad de gamas, y entre ellas estará la gama que mejor armonice con nuestro rostro dependiendo de el tono de la piel, pelo o el color de nuestros ojos.

Al final uno acaba descubriendo lo que más le favorece a base de probar, probar y probar.

Pero siempre hay unos pequeños truquillos que nos hacen la búsqueda más fácil.

¿CÓMO ESCOGER EL LABIAL QUE MÁS ME FAVORECE?

En alguna ocasión tengo escuchado «no uso un determinado color porque no me queda bien, o porque no me atrevo»

No hay que desechar la posibilidad de usar ese color sino que el truco consiste en buscar la gama que nos favorece.

LABIALES ROJOS

Para escoger una barra de labios roja que nos haga estar más bellas no es una tarea fácil, antes de adquirirla debemos saber previamente cual es el tono de rojo que más nos va, para ello debemos fijarnos en:

Lo primero que debemos saber es si nuestro rostro es cálido o frío en ello juegan un papel fundamental el tono de nuestra tez, el color del pelo y el color de los ojos, la combinación de ambos determinará la calided o la frialdad del rostro.

¿CÓMO SABEMOS SI TENEMOS UN ROSTRO FRÍO O POR EL CONTRARIO NUESTRO ROSTRO ES CÁLIDO?

A la de escoger un tono de rojo para pintarnos los labios es fundamental saber que gamas nos quedan mejor para ello es fundamental saber que rostro tenemos.

Uno  de los trucos para saber si tu rostro es cálido o frío es mirar el dorso del antebrazo, si observas que las venas son de color verdoso entonces tu tono de piel es cálido. Si por el contrario son de color azulado, tu tono de piel es frío.

Otra forma de saberlo es hacer una prueba con bisutería, si a tu rostro le sienta mejor el tono plateado tu rostro es frío. Si por el contrario te sienta mejor el dorado, tienes un tono cálido.

Si nos acercamos a la piel del rostro una prenda de color blanco roto y otra de color blanco nuclear, sabremos enseguida si somos tez fría o tez cálida.

Si nos favorece más el blanco roto nuestra tez es cálida por el contrario si nos favorece el blanco nuclear nuestro rostro es frío.

El segundo paso una vez que ya sabemos si somos rostro frío o cálido ya tenemos mucho solucionado. Ahora solo queda saber que tonos van a cada tipo de piel.

Para cutis fríos debemos buscar un labial rojo con base azul, es decir rojos fresas cercanos a morados, rosas o malvas, rojos fucsias, con este tipo de elección acertaremos siempre.

Para cutis cálidos los tonos vino y los rojos anaranjados, rojos asalmonados.

LABIALES ROSAS

Suelen favorecer a todos los rostros. Desde los rosas más suaves hasta los fucsias más atrevidos.

Es mi color favorito a la hora de maquillarme los labios, siempre transmiten luz y sobre todo esa alegría que aporta el color.

LABIALES NARANJAS

Este es uno de los tonos más favorecedores en verano cuando estamos bronceados, el inconveniente que yo le encuentro es que ópticamente amarillean el esmalte de los dientes, hacen que nuestra dentadura se vea amarilla.

Por lo que yo prescindo de ellos y suelo decantarme por los tonos coral, igual o más favorecedores que los naranjas.

Yo creo que es muy importante saber quitarnos el máximo partido, buscar siempre lo que mejor nos siente, para ello siempre hay pequeños trucos que uno va aprendiendo a base de prueba y error.

 

«La belleza no consiste en ser perfecta, sino en 

celebrar tu singularidad»

Bobbi Brown (maquilladora)

 

Compartir: